Podemos verla, echandole un vistazo a estas paginas durante sus horas de almuerzo, en medio de las diligencias, tarde en la noche, o en el bano, mientras sus hijos y esposo la llaman, y usted se hace la sorda. Lo sabemos todo sobre usted, porque somos identicas.

Somos mujeres de cuarenta y pico de anos, profesionales y exitosas, y no somos perfectas. No tenemos tiempo suficiente para lidiar con la familia, las infecciones vaginales, las extracciones de muelas, las visitas al supermercado y, sobre todo, tiempo para nosotras mismas. Como la mayoria de nosotras somos el sosten de nuestras familias, no dormimos bien, trabajamos demasiado y no hacemos suficientes ejercicios.

Hemos pasado por los altibajos de ser mujer, igual que ustedes: de matrimonios felices a divorcios dolorosos, de la alegria de dar a luz a la tristeza de enterrar a nuestros padres, de luchar contra la depresion y las hormonas incontrolables a tomar decisiones profesionales dificiles, de hacer malabares con los quehaceres del dia a emprender busquedas espirituales. Hemos experimentado toda la gama de lo que significa ser una mujer en el siglo XXI y estamos exhaustas. Por suerte, !ahora estamos exhaustas juntas!


Translate »