Carcinoma ductal infiltrante invasivo de estadio 3

Mastectomía doble 34 ganglios linfáticos extirpados

Quimioterapia: 4 meses Radiación: diaria durante 6 semanas Reconstrucción mama

“Usa tu luz para sanar a otros”. “Conéctate, abraza, libera”. 

 

  

Este último año ha sido, cuanto menos, esclarecedor. Ser madre soltera y criar a una hija nunca fue tan difícil como esto. Era obsesiva con mi trabajo, viajaba mucho por motivos laborales y no había nada que pudiera detenerme. Ah… y creí que tenía una pareja sólida. 

Entonces se cumplieron las leyes de Murphy, todas de una vez: Me despidieron de mi trabajo, terminé con mi relación de pareja, conseguí un trabajo nuevo y voilà… me diagnosticaron cáncer de mama… todo esto en sólo 8 meses.  

 ¡Fue lo mejor que podría haber pasado! 

Sí, están leyendo lo correcto. A veces las bendiciones nos llegan en formatos inesperados. Sabía que podía contar con mi madre y mi hermana, pero jamás pensé que tendría el apoyo que necesitaba de otras personas. Estaba completamente equivocada.

Amigos de la niñez volvieron a mi vida. Amigos de los que no había sabido en años me llamaron y volaron a Miami para ayudarme. Se tomaron vacaciones para llevarme a la quimioterapia y acompañarme. Siempre fui una mujer de fe, pero ahora puedo decir que tengo una relación íntima con Dios. Dios se ha manifestado completamente a través de tantas personas.  

Desde mi diagnóstico, mi hija terminó la universidad y está comenzando estudios de posgrado.  

Ahora vivo en un estado permanente de gratitud y agradecimiento.  

Las lecciones que aprendí… Tenemos que vivir la vida a cada momento, saborear el ahora y ser fieles a nosotros mismos. No hay prisa para vivir.

Pónganse en contacto conmigo si puedo ser de ayuda, es sólo enviarme un e-mail. 

Send Debra Cabrera a Message

[formidable id=7 description=true]


Translate »